Una piscina da valor a su patrimonio

Una vez construida, la piscina enterrada aporta una nueva dimensión a su hogar y decora con gusto su jardín. Estética y elegante, contribuye a revalorizar su patrimonio inmobiliario de manera significativa, hasta un 20 % según varios estudios realizados.  

Un lugar acogedor

"Además del valor patrimonial, un alcance humano"

Una piscina es un lugar ideal para pasar momentos agradables en solitario, con amigos o con la familia. Esta inversión permitirá a grandes y pequeños establecer o estrechar relaciones amistosas o familiares, dejar de un lado la televisión, las consolas y los ordenadores y otras actividades que se practican en solitario.

Bienestar y confort asegurados con una piscina enterrada

Este espacio de descanso a domicilio permite relajarse y disfrutar al máximo del jardín. Fines de semana de no hacer nada junto a la piscina, actividades náuticas, pausas para un café, aperitivos y barbacoas con amigos, desayunos en familia, cenas de enamorados... el bienestar está al alcance de la mano. ¡Disfrute de instantes sabrosos en la piscina o en sus alrededores! Los más "aficionados" al relax se dejarán seducir por las opciones de balneario.  

Un presupuesto para piscina optimizado, desde la compra hasta el uso

Las piscinas enterradas de Piscinas Waterair cumplen con sus deseos y exigencias. Una amplia gama de piscinas que, según el modelo y las opciones elegidos, se adaptará a su presupuesto.

Una vez instalada su piscina, ¡ya puede empezar a disfrutar al aire libre en su hogar! Ya no tiene que recorrer cientos de kilómetros, sufrir atascos y buscar un lugar entre toda la gente. Disfrute de un espacio de baño personalizado y de una zona de relax idílica.

Las piscinas enterradas Piscinas Waterair, calidad garantizada

Para ofrecerle cada vez más confort, Piscinas Waterair garantiza la solidez y la calidad de sus vasos. Un diseño "made in France" que cumple con todas las normas de seguridad y de calidad. La estructura de las piscinas Waterair tiene una garantía de hasta 20 años. 

¡Piscinas enterradas estéticas y lúdicas que gustarán a grandes y pequeños!