Desde hace unos años, el «Do It Yourself» (DIY) se ha convertido años en todo un fenómeno dentro del patrón de consumo actual. La piscina para construir uno mismo, al detalle.

¿Por qué construirse uno mismo su propia piscina?

Cuando optamos por una piscina para montar por nuestros propios medios suele ser por dos razones principales:

Ahorrar entre un 30 % y un 50 % de la mano de obra. En efecto, es más económico hacer las cosas uno mismo que comprarlas.

Con el dinero ahorrado, podrá equipar mejor su piscina con una funda, un cobertor Solae Waterair®, una bomba de calor, un robot de limpieza...

En Waterair, la mano de obra que se ahorra no repercute en la calidad del producto: la estructura está garantizada durante 20 años**.

Construir una piscina DIY («Do It Yourself»: Hágala usted mismo) también implica hacer propio nuestro proyecto y poder sentirnos orgullosos de él. Es una forma de sentirnos realizados en familia o entre amigos desarrollando nuestra creatividad.

Además, existen otras ventajas en las que no solemos pensar.

Contamos con una fuerte comunidad en torno al DIY. Construir uno mismo su piscina también permite el intercambio de conocimientos. Eso va en contra de nuestra sociedad individualista: el DIY marca el regreso al vínculo con los demás.

Piscine Céline à monter soi-même

Hacer uno mismo su piscina con Piscinas Waterair

Piscinas Waterair, líder europeo en kits de piscina, fabrica y comercializa piscinas con un armazón formado por paneles de acero ondulado de gran grosor. Esta tecnología patentada permite que todo el mundo pueda disfrutar de una piscina en su jardín. Gracias a la fórmula en kit, es posible montarla uno mismo de forma autónoma y ahorrar hasta un 50 % en mano de obra, sin que repercuta en la calidad. Con más de 90 modelos y 200.000 variantes de piscinas, la oferta de Piscinas Waterair se adapta a todos los gustos y necesidades. Desde la forma hasta el tamaño de la piscina DIY , pasando por la elección de la escalera y del color del liner, también es posible escoger el sistema de filtración que mejor convenga a cada uno según el uso.

Las piscinas Waterair pueden adaptarse a todo tipo de terrenos, incluso a aquellos con pendientes pronunciadas. Rápido y sencillo, el montaje de una piscina DIY Waterair puede realizarlo el cliente en tan solo unos días. Los paneles que conforman la estructura se montan sobre niveladores regulables y se ensamblan mediante doble atornillado. Los locales técnicos (filtración) se montan previamente para facilitar su instalación.

Comprar una piscina Waterair implica comprometerse con una inversión de calidad. La estructura de la piscina está garantizada durante 20 años*. Por su parte, el revestimiento que permite la estanqueidad de la piscina, también conocido como liner, cuenta con una garantía de 12 años*. La empresa dispone de la certificación ISO 9001, Propiscines Certifiés y otras certificaciones otorgadas por laboratorios independientes y reconocidos (Tüv, Veritas, Cetim).
*Según las condiciones generales de garantía.

La organización industrial de Piscinas Waterair favorece el circuito corto. Por lo tanto, la venta se realiza directamente desde la fábrica, lo que proporciona garantía de calidad y un precio más justo. Además, la solución en kit permite ahorrar de forma significativa. Así podrá invertir después en útiles accesorios de piscina: fundas, cobertores, bombas de calor o robots de limpieza. Construirse uno mismo su piscina nunca había sido tan fácil y sencillo que con Piscinas Waterair.

Desde su diseño a su realización, y también durante toda la vida útil de la piscina, Piscinas Waterair le asesorará para hacer realidad su sueño de piscina y facilitarle su día a día. Se ofrece un amplio abanico de servicios para satisfacer sus necesidades: un espacio de cliente, tutoriales y una línea telefónica dedicada.

Y, aunque hacerse uno mismo su propia piscina es tentador, Piscinas Waterair ofrece diversas posibilidades a sus clientes para la construcción de su piscina. Existen varias fórmulas de asistencia:

  • Optimum: la piscina la construye el cliente por completo (salvo el montaje del liner).
  • Servicio Pro: el cliente puede recibir la ayuda de un profesional en determinados pasos clave del proyecto.

¿Sabía que...?

¿es la temporada ideal para empezar a construir su piscina?

Las obras pueden arrancar en cualquier momento, pero hay dos periodos mejores:

  • Comenzar las obras en septiembre para disfrutar de su piscina y su equipamiento ya terminados en cuanto llegue la primavera.
  • La otra solución es comenzar el montaje de su piscina en marzo para pegarse chapuzones ya desde principios de verano.

Su asesor comercial le facilitará todos los consejos necesarios para su proyecto de piscina. Solicite un estudio de instalación gratuito y personalizado.