30 mars 2020

¿Cómo prevenir y tratar las aguas verdes de piscina?

Compartir:

Filtración, aspiración, tratamiento… En Waterair tenemos todos los productos y equipos de mantenimiento para prevenir y tratar las aguas verdes de tu piscina. ¡Todos nuestros consejos para bañarte pronto!

Un problema muy común en las piscinas es la aparición de algas y color verde en el fondo. El agua se enturbia, las paredes se vuelven viscosas y el suelo resbaladizo, resultando en un aspecto desagradable y la interrupción del uso de la piscina. Esto puede suceder por una desinfección deficiente, alguna falla en el sistema de filtración o falta de mantenimiento. Pero por fortuna, hay maneras de prevenir que esto suceda y también remedios efectivos para restituir la pureza la piscina.

Cómo prevenir la aparición de aguas verdes y algas

  1. Chequear a diario los niveles de pH y cloro, con un kit de análisis químico.
  2. Usar productos de calidad para la limpieza y desinfección, que eliminan microbios y bacterias en el agua de la piscina.
  3. Aplicar un tratamiento algicida como acción preventiva, unas 3 veces al mes, sobre todo durante el verano o cuando la temperatura de la piscina es alta.
  4. Mantenimiento adecuado del sistema de filtración y cada uno de sus accesorios, atendiendo además que el agua de la piscina esté siempre en el nivel correcto.
  5. Limpieza regular y minuciosa de las superficies de la piscina. Una vez por semana hay que eliminar los residuos depositados en el fondo y las paredes de la piscina. Hay mecanismos manuales como el cepillado, otros automáticos, hidráulicos y hasta robots limpiafondos inteligentes.
  6. Retirar con una red los desechos naturales y hojas de árboles que caen a la piscina, y activar la depuradora durante dos horas por día para que el agua circule.
  7. Chequear constantemente la presencia de fosfatos y utilizar un producto especial anti fosfatos para eliminarlos, ya que activan la proliferación de algas.

Si ya tengo algas y aguas verdes, ¿qué puedo hacer?

Filtrar: Cuando ya se tienen algas, hay que comenzar con un proceso de filtración que dure entre 24 y 48 horas, limpiando el filtro de ser necesario.

Cepillar: Mientras dura el proceso de filtración, una vez que el agua comience a clarear, hay que cepillar manualmente los laterales y el fondo de la piscina, muy especialmente las zonas en las que existan algas.

Tratamiento de choque: Si luego de cepillar el agua continúa turbia, todavía en pleno proceso de filtración, hay que añadir cloro químico con la debida dosificación para eliminar las algas persistentes.

Aspirar: El tratamiento de agua de piscina hará que se aclare y los residuos se depositen en el fondo. Es momento de activar la filtración el modo vaciado y de aspirar la suciedad con un aspirador manual. Los skimmers se encargarán de aspirar de la suciedad de la superficie, una vez que se encienda nuevamente el sistema de filtración.

Aglutinar: Si la turbiedad persiste, es conveniente apagar la bomba de la piscina y aplicar algún producto floculante que aglutina en un solo conjunto las minúsculas partículas persistentes y, finalmente recoger y expulsar con un limpiafondos.

Contra lavado: Luego de flocular el agua, debe activarse la filtración y hacer una nueva y minuciosa limpieza.

Aplicar un buen alguicida : Para prevenir y eliminar el color verde de la piscina, es importante completar el tratamiento empleando un buen producto alguicida en el agua, que impedirá la aparición de aguas verdes y algas.

¿Cuándo podré volver à bañarme?

Si la piscina se ha infestado con algas, no debe ser utilizada hasta después del tratamiento respectivo, cuando el agua reúna nuevamente los valores adecuados para poder bañarse en ella.
 

¡Láncese a la piscina!

Autorizo a Waterair a enviarme ofertas comerciales (precios incluidos):
* campos obligatorios
Waterair Group recopila sus datos en el marco de su solicitud. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad disponible en la parte inferior de nuestra página web.
Volver a la página Actualidad